Holbox: Comer, hablar y contemplar

Holbox: Comer, hablar y contemplar

Pocos saben que además de la música, una de las pasiones de Denisse De Kalafe es la cocina.

«¡Adoro cocinar! Es una herencia de mi madre que era una gran cocinera, así que estoy muy acostumbrada a la cultura de la cocina», explica.

117279

Radicada desde hace 16 años en Holbox, y como Presidenta de la Asociación de Restaurantes de la isla, decidió echar mano de ese amor para crear un festival gastronómico que también fuera un pretexto para que las autoridades federales voltearan a esta isla del norte de Quintana Roo y establecieran sistemas de desagüe, programas de recuperación de playas, alumbrados renovables y crearan un programa de manejo de residuos sólidos.

Es decir, a través de la cultura, transformar a Holbox en una isla modelo en sustentabilidad y cuidado del medio ambiente.

 

Hace unos meses, esta iniciativa llegó a su cuarta edición bajo el slogan: Comer, amar y contemplar, y contó con una afluencia de aproximadamente 1,200 visitantes diarios que disfrutaron de un amplio programa musical, las propuestas de 14 restaurantes, degustaciones de vino y de la cocina de Chihuahua, que fue el estado invitado.

La propia Denisse de Kalafe participó ofreciendo el tradicional pan de queso, que es una de las delicias de la cocina brasileña.

«La gastronomía es un acto de amor. Cocinarle a alguien es como decirle: te amo. Es como componer, de la nada tomas una serie de ideas y sentimientos, y creas una canción», insiste.

 

Tras cuatro años de duro trabajo, el Festival Gastronómico de Holbox no sólo se ha convertido en un escaparate de la cocina mexicana para los miles de turistas que año con año visitan este destino, sino un factor de desarrollo económico. «En el pasado, – explica el presidente municipal de Lázaro Cárdenas, Luciano Sima Cab – el cien por ciento de la población local se dedicaba a la pesca y hoy el 80 por ciento labora en actividades relacionadas al turismo. Tenemos una ocupación hotelera del 100%, lo que prácticamente ha terminado con la temporada baja».

El proyecto personal y profesional de Denisse De Kalafe tiene su sede en Holbox e invierte su tiempo, esfuerzo e ilusión para conseguir que sea un mejor lugar para vivir, una Isla modelo. «Yo creo que el mundo solamente se puede desarrollar a través de la cultura y de la educación. Si apostamos por ello podemos generar un cambio radical».

 

Submit a Comment